¿Qué está ocurriendo en el panorama actual de la historieta en nuestro mercado? Es difícil de confirmar si el cómic está a las puertas de una nueva edad de oro, sobre todo porque en el mundo de las viñetas es habitual caminar sobre arenas movedizas. El futuro lo dirá. Lo que podemos certificar claramente a día de hoy es que es un medio en constante evolución, al que no le falta tinta nueva, y gracias al formato de novela gráfica está logrando entrar en espacios de venta antes vetados, abriéndose a un mayor abanico de público. Incluso está encontrando su merecido hueco en los museos, y los organismos oficiales le han echado el ojo, sin duda un gran paso –discutible, por supuesto- hacia una mejor consideración mediática e institucional. Además, el arte secuencial está aprendiendo poco a poco a aprovechar los avances tecnológicos y los cambios sociales que traen consigo. “En un mundo donde el Photoshop ha puesto de manifiesto que la fotografía puede mentir, tal vez sea hora de devolver a los dibujantes su función original: la de reporteros”, ha comentado recientemente Art Spiegelman, autor de “Maus”, ganador de un premio Pulitzer.

El rumor de la escarcha.jpg

El párrafo anterior, con el que invito a reflexionar, es un extracto de un artículo que he publicado hoy en EL CORREO, y otros periódicos de Grupo Vocento. A partir de este domingo tendré una columnita donde recomendaré al lector un cómic de interés, de ayer y de hoy. Empiezo con EL RUMOR DE LA ESCARCHA. Quedan avisados los aficionados, y aprovecho para indicaros que hay un buen montón de textos de mi cosecha cobre tebeos y celuloide AQUI y AQUI. Evidentemente son artículos pensados para el público en general

8 thoughts on “¿Realidad o espejismo?

  1. ¿¡Pero a dónde van con ese título!?
    Años llevamos intentando deshacernos de ella en nuestras neveras y congeladores y este tipejo, nos la vende como si fuera algo poético.
    ¡Que rumor ni que niño muerto! La escarcha es como el borracho pesado de un bar, que ni sabe cuando tiene que marcharse (como el hielo) ni divierte en caso de quedarse (como la nieve).
    QUE PONGAN BUENOS TÍTULOS, YA VERÁS COMO VENDEN. Ni Antonio Gala le hubiese llamado así a la más mísera de sus manchafolios.

    Responder

  2. Me temo que sí, que hablas sobre un espejismo, se publica más que nunca, sí, tanto que mucho se queda en las estanterías sin nadie que lo compre, y esa burbuja no hay quien la resista, muchas editoriales irán cayendo poco a poco ya que sólo se sustentan en que los autores no cobran por su trabajo o cobran una miseria (entre 3 y 10 veces menos que en Francia por ejemplo, con la fuga de dibujantes y guionistas que esto significa)y no pueden dedicar a la creación la mayor parte de su tiempo que sería lo ideal para que este medio avance, cree nuevas obras y se abra nuevos mercados.
    A mí sí me gsuta el título de El rumor de la escarcha, me parece muy sugerente, pero es para gustos, por supuesto…

    Responder

  3. La historieta de autor, de tirada limitada y calidad variable es en algunos casos una indudable apuesta por lo especial e innovador.
    A veces una obra funciona y además de vender, ofrece altas cotas de originalidad, calidad artística y esas cosas…
    …en otras ocasiones se aprecia una vanalidad excesiva y los autores por egoísmo o más bien; por falta de dirección editorial, ofrecen obras que no hay quien se las trague.
    En los tebeos como en otras artes la cosa suele funcionar cuando él o los autores dan por encima de así mismos; a los lectores, que también se lo merecen.
    Desde finales de los setenta, en España autores y editores han buscado con excesiva pedantería el convertir los tebeos en obras de arte olvidándose por completo del carácter popular y desenfadado que han tenido durante años. Al igual que en Bellas Artes, lugar del que pretenden sacar a genios de veintitantos años, el la historieta se pretende encontrar a un Will Eisner en un tebeo con tirada de 500 ejemplares.

    Sea como sea, esto no es una critica al tebeo independiente, ni a los autores, que dejan su salud e ilusiones en poder desarrollar una historia que luego puedan leer 500, esto es solo mi visión de la nefasta actitud de los editores durante años, que han sido incapaces de dirigir a la pobre industria española hacia el tebeo de verdadera venta y repercusión.

    Si es que…
    …no pué ser, tanto despilfarro!!!
    Rediox !!!

    Responder

  4. Claramente ESPEJISMO.

    Cuando en este país el trabajo del creador sea equiparado en dignidad laboral y respeto, al del tipo que pone las grapas a los tebeos o el que conduce la furgoneta de reparto de la distribuidora, tal vez entonces podríamos empezar a hablar de realidades y no de ilusiones.

    Tal vez así, con ese simple punto de partida, seria prudente usar esos términos que tanto les gusta utilizar a los políticos cuando acuden al rescate del comic patrio, como ” revitalización de la industria ” ” reconocimiento social y cultural ”
    etc, etc…

    Responder

  5. jajajaja, qué significan esos puntos suspensivos???

    estoy aterrada ante tanta sabiduría
    ;9
    a partir de ahora intentaré ceñirme al tema, muy interrresante tu blog
    nos vemos

    Responder

  6. Es la pescadilla que se muerde la cola. Para que los autores puedan vivir de su arte tienen que venderse muchos tebeos, y para que se vendan muchos tebeos hay que abrir mercado, y para abrir mercado se tienen que editar muchos cómics, y…
    Estoy de acuerdo con todo lo que comentáis, pero hay que intentar ser algo optimistas… Hay que aprender del cine español: va como el culo, pero todo son piropos… En comparación, el cómic made in Spain le da 800.000 vueltas al celuloide patrio, no???

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.