Manda cojones. Sale una foto de un par de freaks del Salón del Cómic de Barcelona ilustrando un artículo de EL PAIS y ahí estamos el maxicolega Rubén Lardín y el que esto escribe, trasteando en el stand de Glénat en busca de novedades que gorronear. Mira que había gSalon BCN 06.jpgente ahí metida, y nos roban el alma a nosotros. ¡No es un posado, leñe! Ni nos enteramos del disparo, quizás porque andábamos cual zombies por los pasillos de un evento al que somos adictos sin saber muy bien por qué.

Llevo muchos años visitando el Salón y probablemente he perdido la objetividad. Para enterarse bien de lo que ocurrió por allí el largo fin de semana lo ideal es que los más interesados os paséis por La Cárcel de Papel. Por mi parte puedo decir que, a pesar de que el personal se está deshaciendo en elogios sobre los nuevos aires del evento, a mí me pareció más de lo de siempre. No hay quién se crea esa cifra de visitantes que cada año va a más. Se ven obligados a aumentar las cifras de asistencia para confirmar el éxito en cada edición, pero la cosa ya canta demasiado. Los que estuvimos allí sabemos que no había tanta gente como otros años, y el nuevo emplazamiento, aunque más grande, se antoja, de momento, más frío y oscuro que la entrañable estación de Francia. El ambiente, muy soso. Predomina la chavalería disfrazada y se ven cada vez menos aficionados talluditos, que son los que compran. El precio de los stands sigue siendo un escándalo, y habría que preguntar a más de un expositor si se siente bien tratado por al organización. No voy a dar nombres.

Sólo asistí a una mesa redonda, sobre cine y cómic, y fue bastante floja. Poco se habló del tema en sí, a pesar del peso de los participantes. La cosa se quedó en meterse con la invasión del manga, un tema tan manido que se ha vuelto una caricatura (hay que ver el último tebeo de Asterix, puf!). Las exposiciones, tan interesante como siempre, pero hubo un tiempo en el cual la dirección artística estaba más suelta, quizás por razones de presupuesto. El Salón de Barna es un mal necesario, y este año se ha agradecido el aumento de su presencia en medios, pero a uno le sigue quedando la sensación de que falta algo… que quizás nunca tuvo.

Lo mejor, ver a esos compañeros de fatigas que ves de año en año, y ese merecido Premio al Mejor Fanzine al amigo Ricardo “Cabezabajo” Mena. ¡Un fuerte aplauso!

P.D.: ¿Por qué no cambian de una vez el concepto rancio de la entrega de premios?

10 thoughts on “Déjà Vu

  1. a mi lo que mas me gusto fue la TXAVALERIADISFRAZADA. pero con diferencia! sobre todo esa pareja de jebi+gotikaescotada, para enmarcar.

    y si es verdad que queda frio. tanto que ni apetece meter la cabeza en cada stand.
    aunque yo no sea un experto de esto…casi ni fanS siquiera…

    k06.

    Responder

  2. Ja, ja… Qué bueno lo de la foto. Supongo que en el pie de foto no dice ni quiénes sois. Me recuerda a una vez en la que en el telediario entrevistaban por la calle a gente preguntándole si tenían manías y dieron con KiKo Legard de casualidad. Pese a que contó lo de sus calcetines de distinto color y enseñó sus múltiples relojes, el lerdo del telediario no le conoció (era como diez años después de su época de gran éxito).
    Ahora, que para lerdos que no conocen a protagonistas culturales, lo del gilichorras de Iker Jiménez con Fontcuberta es de premio: PINCHAD AQUI!!!

    Responder

  3. Increíble el nuevo look de Rubén Lardín. Sin coleta y con el pelo a lo micro aparenta 25 años. Toda una hazaña para un mexicano de 43 años como él.

    Responder

  4. Esto, gracias Borja, que se que te alegraste de verdad, y que junto con Christian, me disteis muchos ánimos en la entrega..
    DALE!

    Responder

  5. -Yo quiero volver a la estacion de francia.. y que contraten a señores rechonchitos para que se disfracen de green latern (como en su dia fueron los ya miticos son gokuh y vegeta) No a esos metrosexuales con la minga izquierdista de este año.
    -Los precios abusivos, es cierto. Os aseguro que en FLUKE! lo tengo todo mucho mas barato (al menos lo que no tene puvepefijo)
    -La entrega de premios mu sosa, el presentador ni pizca de gracia, el mas cachondo el que ponia las birras y el señor de cabezabajo, que ni se saco una ronda ni nada ¬¬
    -La foto.. denunciable.
    -Lo de cuarto milenio, un escandalo. Pero despues de lo de “LAS MACETAS DE LA MUERTE” me espero cualquier cosa.

    Peaso comentarioooo!!! notekejes!

    Responder

  6. pero que fuerrrrrrrrrrrrte lo de iker jimenez no??
    y aquella leyenda urbana de que era el hijo de jimenez del oso que?

    jojojo
    sejoda
    k06.

    Responder

  7. Sólo pude pasarme por una mesa redonda, pero por lo que me cuentan en general estuvieron bastante bien, mejor que otros años…

    Responder

Responder a Mauro Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.