hills_eyes.jpgRemake tras remake la industria hollywoodense está actualizando para el público adolescente el cine de terror de los años 70 y 80, instaurando una corriente que no cesa y ha brindado a los seguidores del celuloide oscuro algunas gratas sorpresas, como la nueva versión de La matanza de Texas o Amanecer de los muertos (increíble su escena inicial). Las colinas tienen ojos, la puesta al día del sanguinolento filme de culto de Wes Craven, responsable de clásicos del horror moderno como Pesadilla en Elm Street y la saga Scream, completa una suerte de trío de ases de esta oleada de cintas que apuestan por la revisitación de títulos indispensables cuando hablamos de las raíces del miedo. El aún veinteañero realizador francés Alexandre Aja, artífice de Alta tensión, una película que dio mucho de qué hablar entre los aficionados al pánico en imágenes, rodada con excelente pulso (una lástima que el tramposo giro final estropease sobremanera el conjunto), dirige esta nueva versión que visita la cartelera tres décadas después del estreno de su predecesora.

hills_eyes2.jpgLa película original de Wes Craven, que ejerce encantado de productor del remake, se inspiraba claramente en La matanza de Texas. El veterano cineasta filmó un divertimento salvaje con apenas 325.000 dólares y un equipo técnico escaso, aprovechando decorados de la cinta de culto de Tobe Hooper para ahorrar en gastos. Aja ha contado con un presupuesto notablemente mayor para filmar nuevamente, con sugestivas modificaciones, un cuento macabro protagonizado por un clan de carniceros que dan matarile a una típica familia de clase media norteamericana que sufren una avería en mitad del desierto. La tribu de antropófagos hambrientos (a los que Alex de la Iglesia homenajeó en Acción Mutante), seres contrahechos por culpa de radiaciones atómicas, gozan de lo lindo exterminando al personal de la manera más cruel posible, en una sucesión de escenas ricas en hemoglobina especialmente pensadas para fans fatales del slasher, léase filmes con una trama endeble cuya gracia consiste en el progresivo brutal asesinato de una cuadrilla de incautos que van a parar, generalmente sin quererlo, por algún lúgubre paraje.

Las colinas tiene ojos, versión Aja, supera con creces a la cinta de partida, detalle poco habitual, gracias a la excepcional puesta en escena de este joven realizador que, con apenas dos películas, se ha revelado como la esperanza blanca del género. El chaval ha sabido aportar un aspecto visual actual y buen ritmo a un argumento que, a pesar de estar sumamente trillado, no aburre en absoluto y es capaz de inquietar al espectador con hábiles giros inexistentes en la obra de Craven. Los criminales mutantes son otros, pero son los mismos. Es la misma historia, pero no lo es. Da la sensación de que el renovado filme se ha concebido para que lo disfruten especialmente los amantes del clásico, al que se ha aderezado con secuencias impactantes en el tramo final, que es mejor no desvelar para no estropear el apetitoso clímax y que alguien utilice la tan de moda palabra spoiler. Participan en el reparto Emilie de Ravin, Aaron Stanford, Ted Levine, Kathleen Quinlan, Roy Joy y Vinessa Shaw, entre otros rostros sin tirón aparente. Estamos ante una propuesta por encima de la media, que pisotea la mayoría de los estrenos de terror que sufrimos últimamente, especialmente remakes innecesarios como La profecía, Terror en la niebla, La morada del miedo, etc., etc., etc.

De EL CORREO, sin cortes…

15 thoughts on “Remakeando…

  1. Tanta bomba atómica y tanta leche y luego pasa lo que pasa. La antigua no la he visto, pero esta, para mi gusto, repite lo de siempre.
    Vamos que…

    Responder

  2. hola, fanzineroso… Nada, que me he encontrado tu link por ahí y te pasaba a saludar. Mucho tiempo sin coincidir… ahora que en vez de fanzinera soy cabaretera, pues….;-D-
    Todo bien, verdad?
    un besito! cuidate!

    Responder

  3. Hombre, veo que poco a poco van apareciendo viejas criaturas del otrora boyante fandom.
    Welcome, señorita Ana Elena… A ver si nos vemos más, aunque sea por aquí, cibernéticamente…

    Responder

  4. Alexander Aja rules! Alta Tensión es la mejor película de terror europea de la década!
    He dicho!!

    Responder

  5. venga tronco no me jodas, es la pelicula con el final mas bochornoso del siglo

    Responder

  6. Estoy de acuerdo y lo digo en el texto. El giro final es patético. No es serio. A ver si a alguien se le ocurre un final más tramposo… Ni “Ausentes”, oigan, esa obra magna que va a ser remakeada por el propio Calparsoro en los USA a lo Shimizu… Si es que uno últimamente lee el “Fotogramas” y flipa más que con el popper…

    Responder

  7. no se si la palabra es ESCALOFRIANTE….diox!! es que la tengo muy reciente! que mala es!!!
    k06.

    Responder

  8. aunque no supera esa escena de reyerta-algarada en ACIEGAS, en la que los borrokas preparan sus kokteles-molotoff bajo la musica de….DOVER!!! DEVILKEIMTXUMI, jjajaja, anda que no habra canciones borrokonas para poner ahi!!!! este CALPARSORO….

    (igual era un simil. como esa cancion estuvo en el anuncio de RADICALFRUIT, y los cocteles en aquella epoca se hacian con esos envases de vidrio tan resistentes…hummm…hila muy fino este DANI…)

    hay alguien en algun lugar, por recondito que sea, al que le guste alguna de sus peliculas??
    acepto el corto tambien…

    k06.

    pd.-y no vale decir que KARRAELEJALDE se muere muy bien con DISARM de fondo eh?

    Responder

  9. Lo único que no entiendo es por qué se tuvo tan en secreto que el personaje de Papá Júpiter (Patriarca de los mutantes) estaba interpretado por el gran (secundario) Billy Drago, cuando en le film sale en los créditos y tan solo aparece en 12 planos al final del film. Además sale vestido de Rob Zombie y no se le reconoce…

    Responder

  10. Me la van a comer ustedes en tres tiempos si siguen tildando de “tramposo” o así el final de Alta Tensión. Hablemos de grand guignol, o de demencia italiana de los sesenta y setenta o del delirio del que está tan faltito el cine fantástico. ¿Se acuerdan de las cuatro moscas en la pupila de Argento? Aquello sí era absurdo, y ahora va a ser que no mola. ¿De los maniquíes colgando de los árboles en el Spasmo de Umberto Lenzi? ¿De las gasas y las tetas y las guadañas de Rollin? Lo de menos en Alta Tensión es el final, que también es lo de más. El Aja es, hasta que se demuestre lo contrario, un mesías del terrol. Coño ya.

    Responder

  11. […] Y ya se ha estrenado ESTA OTRA, que es más de lo de siempre, pero bien llevado, que ya es decir mucho en los tiempos que corren. Además la neumática protagonista hace que el metraje sea más llevadero, blandiendo hacha ligera de ropa, volviéndose más fiera y rastrera que el psicópata que la persigue desesperadamente. Hay que recuperar el concepto de scream queen de serie B para el cine de terror comercial moderno, que últimamente está sumamente aburrido. Hay también gore del bueno para los aficionados a la pirotécnia cárnica y la hemoglobina barata, y produce el enfant terrible Alexandre Aja (tan joven y apoyando a sus coetáneos, ¡un fuerte aplauso!), que ya nos deleitó con ESTE PEDAZO DE REMAKE. […]

    Responder

Responder a k06. Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.