Si hablamos de cómic, estamos ante uno de los acontecimientos más importantes acaecidos en Bilbao. Quizás el mayor en mucho tiempo. Nos visita nada más y nada menos que Robert Crumb, un genio absoluto que utiliza el lápiz para transmitir sus impagables ideas y expresar sus delirantes pensamientos. Un maestro en lo suyo, en hacer tebeos, que debería ser venerado por los entendidos en cultura, en arte en general, como los son Woody Allen, Andy Warhol o Lou Reed, por citar tres nombres populares que representan a otros medios mejor considerados que la historieta. El padre de personajes memorables como el gato Fritz o Mr. Natural, de estilo personal e intransferible, ácido y transgresor, músico en sus ratos no tan de ocio, melómano hasta la médula, un artista con mayúsculas, se paseará por las calles del botxo para confirmar una de sus famosas frases: “I’m an outsider. I will always be an outsider”.

Robert-Crumb

El singular artista americano, afincado desde hace años en Francia –donde se retiró escapando del ruido de su propio país-, es una de las voces más interesantes del tebeo alternativo de todos los tiempos. Rey del cómic underground, probablemente muy a su pesar, es uno de los indiscutibles popes de una disciplina en auge, la historieta, que, un año más, tiene un reseñable hueco en La Risa de Bilbao con una firma de lujo. La obra de Crumb estará presente en el evento bilbaíno a través de una exposición de reproducciones antológica que he tenido el gusto de comisariar, casi un centenar de planchas que resumen la carrera e intereses de un outsider –siempre ha publicado al margen de la industria, en España en el catálogo de La Cúpula-, capaz de retratar como ninguno las miserias y debilidades del hombre, con un humor y un trazo excepcionales que han creado escuela. En la muestra podrán verse páginas (e ilustraciones) de sus trabajos más reconocidos, entre ellos la novela gráfica “Génesis”, una de las propuestas más ambiciosas de un artista de carácter, inconfundible, obsesivo y punzante, uno de los dibujantes más influyentes –y polémicos- de la historia del cómic. Las contradicciones, aciertos y choques del comportamiento humano, ya sea propio o ajeno, son diseccionados viñeta a viñeta por un autor que pisa Bilbao para dejar huella. Una gran huella de tinta y sátira.

Leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.