the-congress

“El congreso” mezcla animación e imagen real al servicio de un relato imaginativo que mezcla drama y ciencia-ficción. Detrás de esta co-producción europea está Ari Folman, responsable de la sugestiva “Vals con Bashir”, de obligado visionado. Basada en la novela “Congreso de futurología”, de Stanislaw Lem, la película se programó, con buena acogida, en el pasado festival de cine de Sitges, siempre a la última, apostando por un abanico de miradas cinematográficas entre las cuales funciona esta propuesta inusual que se deja llevar por la fantasía en la forma para arropar un discurso fatalista. La exquisita Robin Wright encarna a una actriz de éxito, ella misma, a la que proponen comprar su imagen como si firmase un pacto con el diablo. Al vender los derechos su identidad, convenientemente escaneada, puede ser utilizada digitalmente por el cliente a su antojo. A cambio le ofrecen una cantidad de dinero desorbitada y la posibilidad de mantenerse siempre joven en las pantallas. Una atractiva premisa que se pierde en los mares de Matrix en su discurso mientras ofrece un espectáculo vibrante cuando entran en escena los cartoons. Un festival de dibujos animados fuera de lo convencional.

(texto informativo aparecido en EL CORREO)

Leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.