youth_sorrentino_caine_keitelEl cineasta italiano Paolo Sorrentino dio el campanazo con “La gran belleza”, con Oscar incluido, con lo cual su nueva propuesta fue uno de los títulos más ansiados del pasado año. Tras pasearse por innumerables festivales, entre ellos el de Sitges, donde despertó filias y fobias, su último trabajo recae en nuestra cartelera abriendo la temporada con el ánimo de repetir éxito, un objetivo complicado para el cual el alabado realizador va bien preparado: esta vez ha rodado en inglés, ampliando su posible calado internacional, y ha contado con un casting de lujo encabezado por Michael Caine, Harvey Keitel, Rachel Weisz, Paul Dano y Jane Fonda. Todo un puntazo de entrada que empuja a pasar por taquilla para degustar esta parábola sobre el paso del tiempo, con certeros momentos cómicos y una estética cuidada al servicio de una historia de ingeniosos diálogos y memorables personajes.

Caine interpreta a un afamado director de orquesta retirado que pasa sus vacaciones en un hotel de lujo en los Alpes. A su lado está su hija traumatizada (Weisz) y su mejor amigo, un director de cine en horas bajas en busca de inspiración al que encarna Keitel. El trío protagonista se cruza con diversos personajes, a cual más excéntrico, en un marco incomparable. El plantel artístico es lo mejor de un filme de ritmo reposado, algo excesivo en su metraje, que ofrece algunas arrebatadoras imágenes surrealistas, como ocurriera en “La gran belleza”. Sorrentino bucea en un tema complicado, cómo enfrentarse al futuro cuando la vida se escapa entre las manos inexorablemente.

(texto publicado en el suplemento GPS de El Correo)

Leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.